Cicpc y Polianaco abatieron a presunto homicida y prófugo

LAREZEdgar Espinoza (36), quien se fugó de la cárcel de Puente Ayala en 2005, también era buscado porque estaba señalado en el robo a fincas e instalaciones petroleras en Anaco

Un supuesto homicida y prófugo cayó abatido tras presuntamente medirse a tiros con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y de la Policía Municipal de Anaco (Polianaco). La refriega ocurrió a las 6:00 am de este martes, en el sector Parcelamiento San Antonio.

El gobernador de Anzoátegui, Nelson Moreno, en compañía de las autoridades regionales del ente detectivesco, identificaron al presunto delincuente como Edgar Alexander Larez Espinoza, de 36 años.

Según el mandatario estadal, Larez era buscando intensamente por los cuerpos policiales de la entidad.

Dijo que el hombre se fugó del Centro Penitenciario José Antonio Anzoátegui de Barcelona, conocido como Puente Ayala, en el año 2005. Estaba detenido desde el 2003 por robo.

Moreno detalló que mediante labores de investigación, los detectives del Cicpc lograron dar con el paradero de Larez en el Parcelamiento San Antonio. Supuestamente, el individuo se enfrentó a los uniformados al percatarse de su presencia.

Recibió un impacto de bala en el intercostal izquierdo con entrada sin salida. Falleció cuando era trasladado al hospital Angulo Rivas de Anaco.

Prontuario 

Moreno indicó que Larez, además de haberse evadido de la cárcel capitalina, fue reseñado por usurpación de identidad, pues portaba una cédula falsa a nombre de José Israel Lara.

Estaba solicitado por el Cicpc subdelegación Guarenas, estado Miranda, por homicidio calificado. El gobernador explicó que en el sitio del presunto enfrentamiento, los detectives recolectaron tres armas de fuego, entre ellas una escopeta que supuestamente guarda relación con el homicidio de Cruz Cumaná, un capataz que fue asesinado el 6 de este mes, en el sector Lechozal de Anaco.

Moreno indicó que Larez pertenecía a una red de bandas que se dedican a robar fincas, instalaciones petroleras y a extorsionar empresarios, sindicalistas y personalidades de la zona centro sur de la entidad.

“Con la muerte de este sujeto le enviamos un mensaje a la delincuencia organizada del estado. No vamos a permitir que sigan saboteando y destruyendo las instalaciones petroleras”.

(FUENTE: EL TIEMPO)

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *