Abatido por Cicpc sujeto involucrado en secuestro de comerciante

Abatido

Miguel Ángel Andara Gámez, de 36 años de edad, era buscado por una comisión de la Unidad Especial Contra Extorsión y Secuestro Occidente del Cicpc de Lara, por su participación en un secuestro.

Tras una persecución que se registró en el este de la ciudad, el hombre resultó abatido en un presunto enfrentamiento, a las 11:30 de la mañana del miércoles, en la vía a Caseteja, carretera vieja de Yaritagua.

Fue perseguido

En el mes de abril se registró el primer secuestro en la entidad larense, la víctima duró tres días en manos de sus captores y lo liberaron por presión policial. La banda fue identificada por la Base de Secuestro del Cicpc de Lara, como El Chueco Kennedy.

Según la investigación, la banda se dedica al robo de vehículos y querían actuar como secuestradores. Como debutantes en la materia fue desmontada su acción delictiva por los funcionarios del Cicpc quienes lograron que la víctima fuese liberada por la presión policial.
En esa oportunidad se detuvo a un sujeto identificado como: Orlando José Guasimuro, de 27 años de edad. Los sabuesos continuaron con sus pesquisas e identificaron al resto de la banda.

Uno de ellos fue Miguel Ángel Andara Gámez, a quien se le libró su boleta de captura. Los efectivos del cuerpo detectivesco sabían que se trasladaba en un Daewoo Cielo azul, signado con las placas AH252JA. A las 11:00 de la mañana de ayer fue visualizado por el este de la ciudad y la comisión comenzó a seguirlo. En la avenida Lara el hombre se dio cuenta que una patrulla iba detrás de él y comenzó acelerar el vehículo, dando inicio a una persecución.

Andara Gámez tomó rumbo hacia El Cercado, pasó la entrada, siguió rodando por la vía a Caseteja, en la carretera vieja de Yaritagua y cuando había rodado 300 metros colisionó a mano derecha, donde supuestamente hizo frente a la comisión que respondió el ataque.
Cayó herido y de inmediato fue trasladado hasta la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda, donde falleció.

En el lugar de los hechos quedó el vehículo en donde se trasladaba, además de una pistola Beretta, calibre 9 milímetros con los seriales devastados, la cual fue usada presuntamente para hacerle frente a los funcionarios de la Base de Secuestro. Según la información que manejan, este hombre se hacía pasar por taxista, pero la realidad era que trasladaba a los presuntos delincuentes cuando iban a cometer los robos.

Informaron que Andara Gámez fue quien dejó a Guasimuro y al otro delincuente que interceptaron al comerciante, por ello lo vinculan con la banda.

Según la página del Tribunal Supremo de Justicia, el abatido tiene antecedentes del 7 de diciembre del 2012, por el delito de homicidio intencional en grado de frustración. Ese día habría atacado a una persona con un arma blanca; le dio una puñalada en el pecho. El hecho se produjo al oeste de la ciudad. Además estaba solicitado por secuestro.

Hasta pasada la tarde del miércoles no había llegado ningún familiar a la morgue, pero según el portal web del Consejo Nacional Electoral, era residente de Piedad Norte, en la parroquia José Gregorio Bastidas, del municipio Palavecino.

Pedían dólares

Sobre el secuestro en donde estuvo involucrado Andara Gámez, trascendió que fue a las 10:00 de la mañana del martes 26 de abril del presente año, en el centro de la ciudad. Ese día un par de delincuentes interceptaron al comerciante Edgar José Mendoza Cuicas, de 45 años de edad. Se montaron junto a él en su camioneta una Toyota Hilux plateada, signada con las placas A30AA6P y se lo llevaron hacia el norte de la ciudad.

Los hombres trasladaron a la víctima a una montaña en Duaca y le solicitaron a la esposa la cantidad de 2.000 dólares para liberar al comerciante y la camioneta.

Cuando supieron que el hombre tenía un camión subieron la suma del rescate a 150.000 dólares y decidieron dejar la camioneta abandonada. Continuaron con el secuestro de Mendoza Cuicas, a quien mantuvieron escondido.

Detenido

A los tres días de ese secuestro, los sabuesos del cuerpo detectivesco lograron detener a Orlando José Guasimuro, de 27 años de edad, quien fue aprehendido en el Peaje El Cardenalito, cuando se trasladaba en una motocicleta. El hombre fue interrogado y confesó su participación en el hecho. Fue uno de quienes interceptó al comerciante.

Dijo donde tenían escondida a la víctima, pero los cuidadores al conocer sobre la detención de Guasimuro, habían liberado al comerciante que fue hallado por la comisión caminando.

(FUENTE: EL IMPULSO)

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *