Cicpc ultimó a 4 supuestos integrantes de la banda del “Niño Wimpi”

112567_338x198_0271097001464839170Juan Rodríguez, Marcos Martínez, Leomar Chaparro y Ronny Gutiérrez son investigados por el crimen del trabajador petrolero Misael Gutiérrez Quijada

Cuatro muertos, dos detenidos, tres vehículos recuperados y tres armas de alta potencia arrojó un presunto enfrentamiento registrado la madrugada de este miércoles en los sectores Los Olivos y Rufino Mendoza, en el municipio Guanipa.

El gobernador de  Anzoátegui, Nelson Moreno, informó que el procedimiento, que se desarrolló en un lapso de dos horas, fue realizado por comisiones mixtas del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) subdelegación El Tigre y del estado.

Las acciones fueron coordinadas por el jefe de la Región de Investigación Penal del Cicpc Oriente (Redip Oriental), comisario Lisandro Alfonzo,  y el comisario Harold Sojo, encargado del organismo en la jurisdicción sureña.

Los abatidos fueron identificados como Juan Miguel Rodríguez Centeno, de 27 años, alias “juan perrita”; Marcos Antonio Martínez Vargas (30), Leomar Chaparro Medina (27) y Ronny José Gutiérrez Castillo (27), conocido como “el rony”, quien fungía como el sicario de la  banda del  “niño wimpi”.

El grupo, integrado por  10 o 12 delincuentes, es señalado en el robo de camiones tipo vacum, gandolas, camionetas y otros vehículos utilizados en las compañías que prestan servicios a la industria petrolera.

También se le  sindica de asaltar en las locaciones de hidrocarburos, cobro de vacunas, extorsión y en la muerte del trabajador de la empresa Herboca, Misael José Gutiérrez Quijada (34), ocurrida  el   20/4.

Seguimiento

El mandatario regional  indicó que, a través de labores de inteligencia y seguimiento para esclarecer el caso, fueron detenidos dos individuos, uno de ellos alias “maikol”.

Además, incautaron un Toyota Corolla, siglas XKN-666, y un Ford Fiesta,  matrículas AE330FV, así como una subametralladora, una escopeta calibre 12 mm y un revólver 38.

Los familiares de Rodríguez Centeno y Martínez Vargas  aseguraron que eran sanos y no tenían problemas con la justicia. Negaron el enfrentamiento y afirmaron que los oficiales se los llevaron vivos de sus casas.

Tras la pista

Licir Antuárez, alias “niño wimpi” es buscado a nivel nacional y tiene orden de aprehensión por diversos delitos como sicariato y evasión. Tiene vínculos con mafias sindicales y, al parecer, acata órdenes desde la cárcel de Barcelona.

(FUENTE: EL TIEMPO)

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *