Confesó al Cicpc dónde sepultó a sus víctimas

La venganza es el punto de partida en la muerte de dos hombres que el 4 de diciembre desaparecieron del sector Minifincas, Puerto Ordaz. Por el caso solo hay un detenido y aunque tiene registros policiales se desconocen los delitos

El desasosiego de los familiares de Adrian Ricardo Morillo Bellorín, de 27 años y Karlin Avirad Bordones Villasmil, de 34, llegó a su fin este lunes en la noche.

 

La preocupación no los dejaba en paz desde que el 4 de diciembre no supieron más nada de ellos.

Eran las 11:00 de la mañana cuando ambos salieron de sus hogares, en la Urbanización Curagua de Puerto Ordaz, con rumbo al sector Minifincas de Toro Muerto, en donde presuntamente buscarían un festejo.

Desde aquel domingo en la tarde comenzó la incertidumbre para los parientes: Adrian y Karlin no volvieron.

La angustia hizo que sus allegados iniciaran una búsqueda incesante; recorrieron comisarías, hospitales y hasta publicaron sus fotos en las redes sociales, pero tampoco obtuvieron informaciones sólidas.

Las esperanzas de encontrarlos con vida se agotaron este 9 de enero a las 10:30 p.m, luego de que  los cadáveres fueran localizados en una zona boscosa del sector Puerto Libre, Puerto Ordaz.

EL CULANTRO

La desaparición de los vecinos fue reportada ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Las pesquisas iniciaron desde que se formuló la denuncia y, desde ese momento, los sabuesos buscaban a Edixon José Habanero Febres: el principal sospechoso.

Los detectives adscritos a la División de Investigaciones de Homicidios rastreaban al “Culantro”, como según lo apodan, hasta que lo ubicaron.

ADMITIÓ SU CULPABILIDAD

Durante el interrogatorio, alias Culantro, confesó su participación en el doble homicidio y fue así como terminó de confirmar las dudas de los expertos.

Al delincuente no le quedó otra opción que llevar a los agentes hasta el lugar en donde él y sus compinches consumaron la ejecución.

La sorpresa para los investigadores no terminaría allí, pues al arribar a la calle El Hueco se consiguieron con una macabra escena: los cuerpos de Adrian y Karlin estaban enterrados y bastante descompuestos.

Los funcionarios actuantes no la tuvieron fácil, así que procedieron a remover la tierra y a una profundidad de –aproximadamente- dos metros los hallaron.

Van por el resto

Trasciende que ahora la policía científica le sigue los pasos a “Piter Anguila” y al “Perico”. Supuestamente estarían vinculados al atroz crimen.

Pese a que no está confirmado, las versiones preliminares apuntan a que Karlin sería el objetivo de los asesinos.

(FUENTE: EL DIARIO DE GUAYANA)

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *