Cicpc investiga el sicariato de Los Olivos, Maracaibo

Ronald Walfredo Bermúdez Contreras, de 38 años, fue acribillado, este miércoles, a las 6:30 de la mañana, en la calle 64 con avenida 68 del barrio Los Olivos, cuando se disponía a llevar  a su hijo de 8 años a la  escuela.

Nataly Bermúdez, hermana de Ronald, declaró que Ronald  “fue interceptado por cuatro hampones que iban en dos motos mientras mi hermano caminaba”.

“Dos se bajaron, eran los parrilleros, uno era robusto y bajito  y fue quien lo agarró por los brazos mientras el otro le disparó a quemarropa”, dijo desde el Cicpc cuando se presentó a rendir declaraciones.

Agregó que los testigos que presenciaron el crimen, registrado en la parroquia parroquia Caracciolo Parra Pérez, al oeste de Maracaibo,  aseguraron que “los homicidas son de rasgos wayuu y  quien lo había sujetado por los brazos  vestía un pantalón verde y una camisa blanca, pero que también le disparó en la cabeza”. Se presume que fueron más de 10 tiros los que le dieron.

“Había 14 casquillos de bala en el suelo y cuando  él cayó fue su esposa quien lo llevó al Hospital Universitario de Maracaibo, donde lo operaron de emergencia.  Murió dos horas después”, agregó su hermana.

Los gatilleros huyeron en las motos mientras que vecinos de la zona buscaban donde resguardarse para no ser alcanzado por las balas.

Dos amigos de Bermúdez llegaron  al HUM preguntando por él y se sorprendieron al escuchar: “Falleció ahorita, lo acaban de bajar a la morgue”.

“Esto fue un sicariato”, dijo Nataly Bermúdez, hermana de Ronald. Dijo desconocer las causas que motivaron al crimen por encargo.

“Queremos que el Cicpc investigue a fondo y que capturen a los asesinos,  porque de verdad no sabemos si esto tiene que ver con su trabajo o algo pasional, no lo sabemos”, reiteró la mujer.

Se le consultó si Bermúdez había tenido algún problema o si había sido  amenazado de muerte, a lo que respondió: “El único problema que él estaba resolviendo era que estaba peleando la custodia de su hija menor con su anterior pareja, más  nada”, comentó.

La esposa de Bermúdez  estaba muy consternada  en la morgue del ‘Universitario’.  No quiso rendir declaraciones. Es la mamá del niño de 8 años que el hombre  había ido a llevar a  la escuela, según se conoció por fuentes familiares.

De  Bermúdez se dijo que había sido escolta de un diputado del Clez y que era jefe de seguridad del municipio Santa Rita. Se especuló que estaba adscrito al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la GNB, pero funcionarios negaron tal aseveración, informaron fuentes policiales.

Su hermana dijo que laboraba en La Rita, pero, en la tarde, el alcalde William  Pereira dijo: “Bermúdez no es jefe de seguridad. El secretario de ese despacho es el teniente coronel Eliseo Peña. Solo lo vi en tres oportunidades en la Alcaldía cuando solicitó empleo, pero jamás trabajó para nosotros”, manifestó  en una llamada a PANORAMA.

Al sitio del crimen  se  presentaron funcionarios del Cicpc para hacer las experticias. Se ubicaron en los alrededores de la mancha de sangre que quedó en el asfalto mientras hurgaban en busca de otras evidencias de interés criminalístico que pudieron haber dejado  los homicidas. (FUENTE: PANORAMA)

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *