¡NOVENARIO SANGRIENTO! Pistoleros matan a un policía y a otras cuatro personas en pleno rezo en Barrancas

La escena mortal se registró la noche de este sábado en las adyacencias de una residencia en el sector Las Guayabitas, donde se hacían los rezos. Aparte del quíntuple homicidio, ocho personas luchan por sobrevivir, entre ellas una niña de 10 años y cuatro adolescentes.
Lo que era un tiempo de reunión por la novena de un sujeto asesinado el 1 de junio en la misma zona, terminó en un quíntuple homicidio en un caserío del municipio Cruz Paredes del estado Barinas, dos de las víctimas murieron en las adyacencias de la residencia del rezo, las demás en el camino al Hospital Dr. Luis Razetti de la ciudad marquesa y tras su ingreso; mientras que ocho personas más se debaten entre la vida y la muerte.
Todo ocurrió en cuestión de segundos, aproximadamente a las 10 p.m. de este sábado un grupo de personas se encontraba en las afueras de la vivienda, localizada en la calle principal del sector Las Guayabitas, parroquia Barrancas de la referida jurisdicción del eje llanero, quizás sin pensar que al lugar llegarían dos hombres armados a bordo de una motocicleta a disparar contra todos sin mediar palabra, para luego huir hacia un rumbo desconocido, dejando solo el rastro de su sangrienta ejecución a mansalva.
Yenny Carolina Ceballo Araujo y Roines José Vivas Borges, de 36 y 24 años de edad, respectivamente, en medio del tiroteo, quedaron muertos de manera instantánea frente a la vista de los presentes. La ráfaga de las detonaciones causó temor en las personas, unas corrían para escapar de las balas, otras trataban de auxiliar a las víctimas y a las demás les causaron heridas por armas de fuego, por lo que se encuentran en estado de salud crítico.
DOLOR Y SHOCK
La escena mortal se convirtió en un ambiente de lágrimas, gritos de desesperación y desconcierto, en medio del shock personas de la zona reportaron la situación a los organismos competentes. En eso se convirtió el novenario de Roberto Jesús Ochoa Dávila, de 39 años de edad, a quien unos sujetos desconocidos asesinaron a plena luz del día del jueves 1 de junio, aproximadamente a las 9:30 a.m. al causarle heridas en diferentes partes del cuerpo, quedando inerte en el sitio, muy cerca de donde se suscitó el quíntuple crimen.
Los heridos del hecho ocurrido el sábado 10 de junio fueron trasladados de inmediato al primer centro asistencial de la entidad barinesa con la esperanza de salvarle la vida, pero el destino de un funcionario activo del Cuerpo de la Policía del estado Barinas y de dos lesionados más, fue el mismo desenlace de Ceballo Araujo y Vivas Borges, la muerte.
El oficial activo del CPEB, Edwar Antonio Rivas Ibarra, de 22 años de edad y perteneciente a la estación Barinas Centro de la Brigada Ciclista, falleció en el momento que lo llevaban al Razetti, por lo que a su ingreso al recinto hospitalario, los profesionales de la medicina diagnosticaron que ya no tenía signos vitales.
ESFUERZO Y ESPERANZA
Por un lado recibían al policía y por el otro, a la sala de emergencia seguían llegando los demás tiroteados, incluyendo adolescentes y una niña. En total, al establecimiento de salud entraron 10 lesionados, pero lamentablemente aparte del efectivo, José Betancourt, de 29 años y Antony Borges de 18, no pudieron sobrevivir, debido al grave daño causado en su humanidad por el ingreso de los proyectiles.
Hasta el final de la tarde de este domingo, en el hospital permanecían debatiéndose entre la vida y la muerte, los otros lesionados que responden a los nombres de Jean Carlos Lobo, Elianny Méndez, y César Figueredo, de 23, 22 y 26 años de edad, respectivamente. También luchaban por mantenerse en este mundo una infante de 10 años, dos adolescentes de 14 e igual cantidad, pero de 17 años.
BUSCAN A LOS CRIMINALES
Los efectivos de la subdelegación Barinas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas iniciaron las averiguaciones sobre el caso, por lo que se encuentran abocados para dar con la identificación de los criminales responsables de tanto dolor y consternación de al menos cinco familias barinesas por la tragedia, como fue llamado este sangriento desenlace por los mismos seres queridos.
El luto alcanza no solo a los familiares, sino demás seres queridos, amigos así como a la institución policial.
En cuanto al móvil de este quíntuple homicidio, los sabuesos manejan que se trata de una venganza, tomando en cuenta la manera en como ejecutaron los pistoleros el brutal hecho. (FUENTE: EXCLUSIVA EN LA WEB)

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *