Cicpc identificó dos bandas de secuestradores en Caracas

Estos grupos operan en Terrazas del Ávila, donde montan alcabalas policiales falsas, y en Chacao, donde circulan en una camioneta roja.

La semana que comenzó el lunes 11 de diciembre fue cuando menos angustiante para los habitantes de Terrazas del Ávila y quienes circulaban por el distribuidor de la zona. Un grupo de nueve hombres instalaron una falsa alcabala del Cicpc y con fusiles largos sometieron a conductores, los secuestraron y exigieron un pago en moneda extranjera (solo en efectivo) para liberar a sus víctimas. El domingo 17 de diciembre en la avenida San Juan Bosco con décima transversal de Altamira, un ciudadano que bajó de su vehículo Grand Cherokee gris, frente al restaurante Tarzilandia, fue plagiado por varios delincuentes que transitaban en una camioneta Ford Explorer de color roja.

De acuerdo con lo informado por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, esas dos bandas fueron identificadas por funcionarios de la División Contra Extorsión y Secuestros de ese organismo. Aseguraron que el jueves 14 del presente mes hubo un intercambio de disparos en la autopista Francisco Fajardo en sentido oesteeste con la banda que opera en Terrazas del Ávila luego de que identificaron su punto de acción. Los antisociales llevaban a tres secuestrados, dos adolescentes y su madre, pero afirmaron que ninguno de ellos sufrió heridas.

El cuerpo policial informó que la banda de Chacao está integrada por seis hombres, todos jóvenes, con armas cortas y sin experiencia en este tipo de delitos debido a que “cometen muchos errores”, manifestó el comisario jefe Carlos García. El grupo delictivo que opera en Terrazas del Ávila está integrado por nueve delincuentes, también jóvenes, pero con armas largas y uniformes policiales. “Estas bandas de secuestradores en su mayoría son integradas por personas jóvenes que incurren en esta clase de delitos por la situación económica del país”, señaló.

En cifras. Douglas Rico, director del Cicpc, apuntó que la policía judicial reportó 305 casos de secuestros en el país en lo que va de 2017, mientras que hubo un total de 435 víctimas.

Explicó que los secuestradores plagiaban a más de una persona por caso y por ello el número de afectados por este delito es mayor que el número de casos. De esas personas, 9 permanecen en cautiverio; 203 fueron liberadas luego del pago de lo exigido; 133 fueron liberadas por la presión policial; 39 rescatadas por el Cicpc; 21 víctimas evadieron a sus captores y luego denunciaron el hecho; a 13 los liberaron sin que se supiera el motivo y 17 fallecieron durante la captura, algunos de los cuales porque necesitaban algún tipo de medicación que los antisociales no le suministraron mientras que los retenían en cautiverio.

García y Rico coincidieron en que es importante denunciar estos casos y que el Cicpc cuenta con personal cualificado para rescatar a las víctimas de los secuestros e identificar a las bandas para desarticularlas.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *