Cicpc abatió cinco de la banda “Papi Gómez en San Jacinto

Detectives levantaron cinco armas de fuego, se dedicaban al secuestro, sicariato, narcotráfico, robo de carros y otros delitos.

En horas de la madrugada de este sábado, funcionarios de varias divisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, dieron con la guarida de uno de los cabecillas de la banda “Papi Gómez”, en la confrontación murieron cinco delincuentes.

Los sujetos andaban huyendo, eran buscado por los siguientes delitos, sicariato, tráfico de drogas, secuestro, cobro de vacuna, robo de carros, homicidios, entre otros delitos que perpetraron en diferentes ciudades de Occidente del País.

Carlos Eduardo Gómez Quiva, uno de los líderes, tenía dos solicitud por homicidio, robo en Zulia y Falcón; Asdrúbal Ramón Silva, requerido por homicidios, secuestro en Guarena; José Ramón Oquendo Urdaneta, apodado Coya, tres solicitudes por homicidios en Maracaibo, otros dos no han sido identificados por autoridades de la policía judicial.

El grupo criminal operaba en diferentes ciudades del país, luego de cometer varias muertes de funcionarios de la PNB y efectivos de la Guardia Nacional, decidieron huir y establecerse en la zona de Oriente.

Trascendió que son ubicados a través de un trabajo de inteligencia, los sabuesos de la policía judicial, llegaron hasta los delincuentes luego de cuatro meses. Según, los detectives le tenían pisados los talones.

Enfrentamiento

Criminales al verse descubiertos intentaron huir haciendo frente a las comisiones del Cicpc, sin embargo, no pudieron el tiroteo generó cinco muertos, la recuperación de cinco armas de fuego y una granada.

Carlos Eduardo Gómez, era uno de los más buscados en la zona de Occidente, al igual que José Ramón Oquendo, “El Coya”, tenían que ver con un triple crimen que ocurrió en 2009 en Maracaibo, estado Zulia.

En 2010, funcionarios de la policía judicial detuvieron al hermano de Carlos Eduardo, identificado como Carlos Ernesto Gómez Quiva de 20 años, conocido en los bajos fondos como “Papi Gómez”, este sujeto, su hermano, “Coya” y Kenny José Contreras, apodado “Keny”, dieron muerte a tres personas enfrente a la universidad de El Naranjal de la ciudad de Maracaibo.

Los primos Macfat José Briceño Briceño, Héctor Ramón Briceño y Sandra Durilleth Gómez, recibieron múltiples disparos. La muchacha era novia de Henry Briceño (hijo), quien resultó herido durante la balacera, una de las víctimas era sobrino del alcalde del municipio Valmore Rodríguez, y estudiantes universitarios.

Para aquel entonces el Ministerio Público solicitó nueve orden de captura a un tribunal contra miembros de esta peligrosa banda de hampones que operan entre Falcón, Carabobo y Zulia.

Base operaciones

Trascendió de manera extraoficial que los bandidos en cuatro meses que se habían radico en Ciudad Guayana, tenían instalada una base de operación.

En Puerto Ordaz, se habían reportado algunos robos de vehículos últimos modelos, extorsión de empresarios y cobros de vacuna que hacía suponer que eran estos delincuentes por el modus operandi que aplicaban a sus víctimas.

También se pudo conocer que los antisociales se hallaban ligados a la pandilla de “Leal” y Matos, sujetos que dirigen el tráfico de drogas en Falcón. Además, eran sospechosos de un intento de robo a una entidad bancaria cerca de la Universidad Cecilio Acosta, en donde ocurrió una balacera, Oquendo prestó las armas de fuego para la operación, suceso que fue reportado en junio de 2010.

“El Koya”, “El Kenny” “Papi Gómez”, un delincuente identificado como Atilicio Segundo Alvarado, apodado “Chicho” y otros dos elementos por identificar fueron los responsables del doble homicidio del sargento mayor de primera, Henry Lareal Montiel y del sargento mayor segundo,  William Arcia Lachea de la Guardia Nacional, adscritos al departamento de Mene Mauroa en Falcón.

Según, los hampones cuidaban un cargamento de cocaína que salió desde de uno de los puertos de Altagracia, en el estado Zulia, hasta la ciudad de Punto Fijo en Falcón. Al parecer el cargamento pasó sin ningún contratiempo por el puesto de control militar, sin embargo los castrense  detuvieron el vehículo Mazda, en donde iban los victimarios y estos accionaron sus armas de fuego contra los militares; “El Koya”, conducía el automóvil y fue quien disparó a los funcionarios.

“Koya”

Era un pran de Sabaneta, era miembro de la banda Los Matos, tenía la zona de Occidente azotada, cobraba vacuna, mataba, extorsionaba, robaba y cometía otros delitos. Igual, manejaba una red de narcotráficantes con otros antisociales de alta peligrosidad.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *