El Morochito y la Perri enfrentaron al Cicpc

Era el segundo delincuente más buscado en el Sur de Bolívar.

Alias el Morochito era rastreado desde hace un tiempo por comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Su nombre: Cristhian Alberto Antoima Guzmán, de 23 años. Los detectives de la División de Investigaciones Contra Homicidios le seguían los pasos por su presunta implicación en varios delitos.

Las autoridades dieron con él la madrugada de este martes, en una casa de la calle principal del sector La Caratica.

Pero el delincuente se percató de la presencia de los agentes antes que estos procedieran al allanamiento a la vivienda.

El Morochito comenzó a disparar y se generó un enfrentamiento.

Tras varios minutos de ráfagas, el sujeto accionó una granada fragmentaria, pero el artefacto estalló antes que pudiera lanzarla, ocasionando su muerte.

Sus restos quedaron esparcidos en medio del monte, señalaron los agentes.

Continuó el enfrentamiento

La confrontación no acabó con el estallido, pues desde el interior de la vivienda siguieron disparando.

Se trataba de una mujer que a los pocos minutos cayó herida con un balazo en el pecho.

La fémina fue llevada a un centro de salud, pero los médicos no pudieron salvarla.

Aproximadamente las 2:30 a.m. confirmaron que a la abatida la conocían como la Perri.

Investigado

Los datos de el Morochito fueron  chequeados a través del Sistema Integrado de Información Policial (Siipol) y los detectives corroboraron sus registros por delitos relacionados con droga y robo.

Además, de acuerdo con las averiguaciones del Cicpc, el delincuente figuraba como autor material en el homicidio de Eudin Rafael González Sirt, ocurrido este 11 de septiembre.

También era investigado por la muerte de Erika Del Rosario Briceño Natera, sucedida el 19 de abril.

Esta mujer fue acribillada en un puesto de comida.

Evidencias

Durante el procedimiento recuperaron una escopeta metálica presuntamente utilizada por la Perri, también colectaron un arma de fuego destrozada.

De acuerdo con las autoridades, la ciudadana integraba el Tren de Dios y formaba parte de los sindicatos mineros.

El Morochito era uno de los líderes de la banda el Talao y el segundo más buscado al Sur de Bolívar; así lo informaron los agentes que llevan el caso.

También lo acusaron del cobro de vacunas a comerciantes de Sifontes.

Escaparon

Cuando los detectives ubicaron a el Morochito, viajó una comisión de Ciudad Guayana hasta el sitio.

El procedimiento fue apoyado por la Brigada de Acciones Especiales de la policía científica.

Supuestamente en medio de la balacera varios compinches escaparon en motos.

Aunque luego de la confrontación las comisiones realizaron un recorrido en la zona y lugares aledaños, no los ubicaron.

El sitio del suceso permaneció cerrado por más de una hora.

Los cuerpos serían trasladados a la Unidad de Anatomía Patológica, San Félix.

Siguen en La Caratica

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas continúan las pesquisas en el sector minero La Caratica.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *