Cicpc Celebró XVII Aniversario Con Misa En La Catedral De Caracas

El sagrado recinto estuvo lleno de hombres y mujeres de la policía científica

Cada vez es mayor el número de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas que acuden al encuentro con Dios que significan los oficios religiosos que se celebran en las distintas sedes del organismo.

Ponemos por ejemplo la Misa de Acción de Gracias que fue organizada para celebrar el décimo sexto aniversario del Cicpc, la cual se llevó a cabo en la Santa Iglesia Catedral de Caracas y fue oficiada por el capellan del Cicpc Carlos Boully, rector de la Universidad Católica Santa Rosa.

Ya estaba repleta de miembros de la gran familia del Cicpc, cuando hizo su entrada el director del Cicpc, comisario general Douglas Rico, acompañado del subdirector, comisario general Jhonny Salazar, comisario general Mercy Bracho secretaria general nacional, comisario general Juan Pereira, asesor general nacional y el comisario general Bladimir Flores, inspector general nacional.

También el coordinador Nacional de Apoyo Administrativo, comisario jefe Juan Carmona; el coordinador Nacional de Recursos Humanos, comisario general Derwin Dumont; el asistente policial del director general, comisario general Carlos Sifontes; el jefe de Redip Capital, comisario general Luis Regalado, así como numerosos gerentes de la policía científica, entre estos la comisario general Jenny Vallenilla, coordinadora del Centro de Formación Dr. Raúl Ramírez Pinto.

El capellan Boully dio la bienvenida a la directiva y demás feligreses y dijo que le llenaba de alegría que los integrantes del Cicpc escogieran esa iglesia para celebrar el aniversario de la policía científica. A un costado de la basílica estaba, como siempre la vocalista de temas religiosos Roxana Salazar, acompañada por el guitarrista Manuel Doroago. Juntos empezaron a entonar cánticos a Dios.

Tras reconocer los pecados cometidos, varios comisarios entre las que destaca la comisario Jennifer Sanoja fue la encargada del Salmo Responsorial, mientras sonaban los cánticos religiosos en la voz de Roxana Salazar.

El capellan Boully se  observaba a gusto, contento de tener allí a la familia del Cicpc.

Un grupo de funcionarias leyó las peticiones, entre las cuales predominaban solicitudes al padre celestial por la salud y protección de la directiva y el resto de los miembros de la policía científica. Así como por la paz de Venezuela y toda su gente.

Luego se realizó el acto de las ofrendas, es decir la luz, el pan, vino, la Biblia, el rosario, la Bandera de la República Bolivariana de Venezuela, el Estandarte del Cicpc, los instrumentos de trabajo usados en la criminalistica, flores, estuvo como ofrenda el BAE,

El oficiante rememoró el sacrificio de Jesús y en un momento del mismo, sonaron los acordes del Himno Nacional, en los instrumentos de la Banda Marcial del Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital.

Un numeroso grupo de feligreses se puso en cola para aceptar el cuerpo y la sangre de Jesucristo por medio de la hostia santificada.

El capellan Carlos Boully dijo “dense fraternalmente la paz” y el momento fue realmente emotivo, pues todos se abrazaron y estrecharon sus manos, como símbolo de hermandad, de paz.

El prelado volvió a indicar que le parecía muy bueno que la gente del Cicpc, luchadora por la paz y la tranquilidad del pueblo venezolano estuviera reunida en la Catedral de Caracas y pidió para todos larga vida, para continuar su trabajo tan importante para la salud del país.

Finalmente expresó: “podéis quedar en paz” y así dio por concluida la Misa de Acción de Gracias por el XVII aniversario del Cicpc.

R: JOSMELITH MARTINEZ

F: JOSMELITH MARTINEZ

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *