Cicpc investiga tiroteo en la Cota 905 durante funeral de delincuente

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas inició las pesquisas para determinar quiénes eran las personas que dispararon este domingo 2 de junio en la zona, presuntamente durante el entierro de “el Alexito”, asesinado en un enfrentamiento el 28 de mayo.

Caracas. Ráfagas de disparos de armas largas mantuvieron en zozobra a los habitantes de la Cota 905 durante la tarde del domingo 2 de junio. La angustia también la vivieron los vecinos de El Paraíso.

Fuentes extraoficiales contaron que el tiroteo era en homenaje a un presunto delincuente que fue asesinado el 28 de mayo, al enfrentarse al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) identificado como Yeison Alexis Dávila Bracho, apodado “el Alexito”. El entierro fue este domingo.

En El Paraíso las detonaciones se escucharon durante casi toda la tarde. Los vecinos, que han sido testigos de enfrentamientos —y tiroteos— en la Cota en otras oportunidades, temían por que una bala perdida entrara a su hogar.

El director del Cicpc, comisario Douglas Rico, indicó que la policía científica investiga qué sucedió, a través de las denuncias y reportes que recibieron por las redes sociales.

Aseguró que en la Cota 905 no existen “zonas de paz” sino que al contrario son “espacios de paz”, que han sido recuperados para la comunidad como parques o gimnasios.

Tuvimos conocimientos por las redes sociales de la situación que se originó en un sector de Caracas. No vamos a adelantar las investigaciones, pero ya estamos en eso. Buscaremos la manera de neutralizar cualquier situación que vaya en contra del derecho y del proceso del Estado. No tengo reporte de heridos u homicidios por estos hechos, dijo en rueda de prensa este lunes 3 de junio.

El comisario Rico explicó que Yeison Dávila tenía 12 solicitudes; en el homenaje que hicieron en su velorio también se presentó el cantante de salsa Alex de Castro. Dávila falleció al enfrentarse a una comisión del Cicpc que investigaba el homicidio del estudiante de Administración de la Universidad Alejandro Humboldt Leonardo Ramos, en Chacaíto.

El joven de 30 años recibió un disparo en la cabeza cuando se encontraba en la avenida principal de El Rosal, cerca del restaurante Misia Jacinta. Acompañaba a un amigo a una clínica que tenía a su madre hospitalizada, cuando quedó en medio de un enfrentamiento entre secuestradores y una comisión de la Policía del municipio Chacao.

Fuentes extraoficiales indicaron que “el Alexito” tiene vinculaciones con “el Galvis” y “el Coqui”, que se encuentran entre los delincuentes más buscados.

En “zonas de paz” no ingresan policías

La Cota 905 es una “zona de paz”, o al menos así la conocen los vecinos. Esta denominación quiere decir que no pueden ingresar cuerpos de seguridad a la comunidad, lo que les da completo liderazgo a las bandas delictivas.

Fueron creadas sin anuncio oficial en 2013, con el Movimiento por la Vida y la Paz, dirigida por el viceministro de Seguridad Ciudadana para el momento, José Vicente Rangel Ávalos. Comenzaron en algunas zonas de Barlovento, Valles del Tuy y Maracay.

Posteriormente Rangel Ávalos desconoció las zonas de paz, cuando ya el mal estaba hecho. El acuerdo era lograr la pacificación con acuerdos de entregas de artículos de línea blanca y materiales de construcción, a cambio de que entregaran sus armas, pero no se logró, pues los antisociales se armaron más y mejor, según testigos.

Habitantes de la Cota 905 aseguraron extraoficialmente que a la zona llevaban a víctimas de secuestro, para ocultarlas, y vehículos robados. Luego de las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP) en 2015 la presencia de delincuentes armados disminuyó un poco.

Los seguimos viendo, pero no tanto como antes que iban por todos lados con armas, dijeron vecinos a Crónica.Uno, en aquella oportunidad.

Las conversaciones de “paz” regresaron a la Cota en agosto de 2017, cuando autoridades del Gobierno presuntamente se reunieron con miembros de bandas delictivas, en la que ofrecieron beneficios para la comunidad.

La reunión fue el 26 de agosto en una cancha deportiva en Las Quintas y estuvieron presentes Delcy Rodríguez, en ese momento presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente; Jorge Rodríguez, quien participó como alcalde de Caracas y el ministro para la Juventud y Deporte, Pedro Infante.

Los vecinos contaron que desde esas conversaciones los delincuentes tomaron de nuevo el control de la zona, incluso tenían potestad en la entrega de las bolsas de comida de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

Fuente: Cronica Uno

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *