Cinco delincuentes fueron dados de baja por el Cicpc Lara

En apenas seis horas, fueron cinco los delincuentes que fueron dados de baja por funcionarios del Cicpc Lara durante enfrentamientos a tiros entre la tarde y la noche del pasado viernes, ocurridos en Iribarren y Torres.

El primero de los enfrentamientos fue a las 2:20 de la tarde el sector Las Casitas de Pueblo Abajo, Santa Rosa cuando Endry Yarlovis Colmenarez Herrera, de 28 años y Jefri Javier Gil Peraza, de 26 años, fueron sorprendidos por una comisión de la Subdelegación Barquisimeto del Cicpc quienes estaban en el sitio realizando un patrullaje.

Supuestamente, los hombres intentaron huir de los “petejotas”, aceleraron la moto y se dirigieron hacia un callejón, pero al verse acorralados comenzaron a disparar contra los funcionarios.

Testigos indicaron que uno de los dos hampones que iba en la parrilla de la moto no dejaba de disparar contra los funcionarios. A los segundos de este hecho, la plomazón cesó y los lugareños vieron cómo los Cicpc cargaron a Endry y Jefri heridos hasta una patrulla y ser trasladados de manera veloz hasta la emergencia del Hospital Central, pero allí murieron a los minutos de ser ingresados.

En el sitio del suceso fueron localizadas una pistola 9 milímetros, un revolver calibre 38 y conchas de balas, todo colectado como evidencia por funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc.

Se pudo conocer, extraoficialmente, que Endry y Jefri figuraban como los agresores de un abogado Defensor Público que resultó herido el sábado 4 de enero en la madrugada en la autopista Cimarrón Andresote, a la altura del puente Guardagallo, al este de Barquisimeto.

Extorsionadores

El líder de la banda delictiva “El Jhoan” y dos de sus secuaces fueron abatidos en un enfrentamiento contra funcionarios adscritos a la División Contra Extorsión y Secuestro del Cicpc Lara en El Empedrado, municipio Torres a las 8:00 de la noche.

Identificados como Jhoan Gregorio D’Santiago Zapata (37) alias “Jhoan”, Yojakson Gutiérrez Jaimes (26) y Jhon Eduardo Fernández Azuaje (24) fueron ubicados por la policía científica en Torres debido a investigaciones realizadas por denuncias anónimas de comerciantes y productores agrícolas de Lara y Trujillo por presunta extorsión en su contra.

La “petejota” logró localizarlos en una casa en la calle principal de El Empedrado, donde se dio el tiroteo, cayendo heridos y después de ser trasladados a un centro de salud local, murieron por los balazos recibidos.

Fuente: La Prensa de Lara

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *